Sookie y Bill el vampiro tristónEstos días de ocio y diversión (aunque a mi me toca trabajar) he aprovechado para ojear nuevas series con la excusa de los PreAir que se han filtrado.

De las novedades, la que más me ha convencido es True Blood. Una serie de vampiros creada por un ídolo gafapasta (que conste que a mi me gusta A dos metros bajo tierra), Alan Ball.

El piloto no enseña demasiadas tramas, centrándose en el cuelgue de la prota, Ana Paquín haciendo de rubia tontita, con el vampiro guapetón, oscuro, misterioso y con cara de tener graves problemas emocionales. Lo que más me ha gustado del piloto ha sido, precisamente, los pocos momentos donde enseñaban como sería el mundo si existiesen los vampiros.

Se supone que la serie esta basada en una saga de libros, con bastantes entregas, así que cabe la posibilidad que haya contenido y personajes más interesantes. Aunque también podría acabar todo en fornicio como las partes del Doctor Baltar con Numero 6 o los libros de Anne Rice.

Mañana os cuento el piloto de Fringe, que ese no me ha convencido tanto.

Deja una Respuesta