Adentrandose en RisenActualmente estoy jugando a Risen un juego de rol para PC (y Xbox 360) que viene de la mano de Piranha Bytes y que ya ha sido bautizado por medios y aficionados como el sucesor espiritual de Gothic. En esta entrada no voy a hacer una reseña propiamente dicha, porque todavía no he avanzado lo suficiente en el juego, pero si he podido darme cuenta de cuan diferente es este juego de los que hace Bioware.

Yo soy seguidor de Bioware, pero soy consciente de sus limitaciones/particularidades. Sus juegos están más cerca de los J-RPG que de los juegos de rol occidental herederos de la saga Ultima o Planescape: Torment de los que, creo, Risen es un discipulo fiel. Bioware crea mágnificas experiencias cinematográficas, con dos finales y varias misiones secundarias, en cambio Risen te presenta la isla, las facciones y te deja que elijas a quien servir/ayudar, en que orden haras las misiones o que explores sin ataduras.

Esta libertad ha sido uno de los puntos que más le han perjudicado en las reviews, especialmente cuando se analizaba la versión consolera. Muchos achacaban la falta de una flecha o algun sistema de ayuda (que, porcierto, esta, aunque algo escondido). Y es que, al principio, Risen puede ser algo abrumador. Acostumbrados a que el juego te encamine al siguiente hub de misiones, antes de la primera hora de juego, deberás tomar una decisión que determinará las habilidades que podrá aprender tu personaje.

Esta libertad también aporta satisfacciones: Yo decidí unirme a la Orden y en una misión tengo que investigar a un pringado que trafica con droga, cuando se reúne con su jefe este decide atacarme a lo que me veo obligado a defenderme. Tras darle una lección le informo que sus sucios actos llegaran a oidos de mis superiores. Un rato más tarde me lo encuentro y me sorprende ver que me aparece la opción de dialogo para que me enseñe habilidades. Pues resulta que si se lo pido me contesta que ni de broma me enseñaba nada después de haberle metido en líos.

Después de varios meses jugando a World of Warcraft, encuentro tremendamente refrescante la posibilidad de explorar un mundo que sea exclusivamente mío. Un mundo que puedo cambiar con mis acciones y donde no un wiki lleno de know-how previo. Disfrutemos el momento, antes que llegue Dragon Age y Las Camaras Heladas.

Deja una Respuesta