Un estigma que la afición videojueguil lleva arrastrando desde la época de los microordenadores es el forofismo. El enfrentamiento entre partidarios de una u otra plataforma. Commodore 64 vs Spectrum, Super Nintendo vs Mega Drive hasta el actual PC vs consolas y PS3 vs Xbox y todos juntos contra Nintendo.

Se me hace díficil hacer una observación objetiva de los viejos tiempos, ya que me pillaron mozo e inexperto. Por contra, si que he podido observar con cierta objetividad la pasada y presente generación, donde este sentimiento mezclado de envidia por exclusividades y fútil orgullo por la adquisición propia se ha visto exacerbado por Internet.

En la epoca de Super Nintendo y Mega Drive o N64 y PSX, las discusiones y pullitas se hacían en el patio del colegio o en los pasillos del instituto. Hoy en día, tenemos un patio global donde pelearnos y encontrar aliados en la defensa de nuestro bando: los foros. Dios los cría, y ellos se juntan dice el saber popular y en Internet tenemos la prueba. Las costumbres y particularidades del forista medio darían para una (o varias) entradas posiblemente muy interesantes, pero la que resulta más interesante para mi “cabreo” en cuestión es la mitificación de las compañías.

Los aficionados tienden a glorificar al fabricante de su consola elegida, ensalzando los aspectos que más les gustan, añadiendo lo que les apetezca y ignorando los que les convenga. Luego viene cuando se pegan la galleta contra el suelo cuando descubren que, a la hora de la verdad, esas políticas y la imagen que se vende es, puramente marketing. Y que las desarrolladoras buscan el dinero. Esta es una industria y, como buena industria, busca los beneficios. Lo que no quita que se puedan hacer buenos juegos. Pero si en un determinado momento hay que pasar del mercado adulto rebelde para acercarse a las chicas y a los abuelitos, pues a por el nuevo mercado. De igual forma que se dejaron de lado los niños para atacar al mercado de adolescentes y jovenes adultos tiempo atrás.

Pero el forista no quiere verlo. Le gusta pensar que las compañías han nacido para proporcionarle buenos juegos y que es su cliente más importante. Que los fabricantes van a invertir dinero a expuertas para conseguirle municiónexclusividades en sus batallas dialécticas y que justifiquen su inversión.

Quizás todo esto simplemente sea una cuestión de perspectiva incompleta. Quizás aquellos a los que les gustan los videojuegos, a quienes les da igual todos estos fregados no están en los foros intentando autojustificarse sino en su ordenador o consola jugándolos.

2 comentarios en “La semana de los rants (II): el forofismo”

  1. Auron dice:

    Gran reflexión final.

  2. corven dice:

    “Let’s go! No time to waste”

    No he podido evitarlo. xD

    Al trapo. Creo que esto debería verse como una victoria absoluta del marketing de las décadas pasadas y la actual. Han conseguido que te sientas tan partícipe de un producto que la gente puede pelearse por él.

    “…que es su cliente más importante. Que los fabricantes van a invertir dinero a expuertas para conseguirle exclusividades… que justifiquen su inversión…”

    Mi madre ama sus utensilios de trabajo, mi padre su coche, pero jamás se pelearon por la marca que era mejor xD.

    De crío fui de los que gritaba “SEGUERO DE..” xD, pero a día de hoy cuando veo una plataforma con alguna exclusividad que me atrae lo único que pienso es que no tengo suficiente pasta xD. Lo cual también puede verse como una victoria absoluta del marketing.

    Muchos de los jugadores tienen una obsesión enfermiza, no solo por jugar a todo lo nuevo, si no por adquirir juegos nuevos. Pero esto ya es algo off-topic : P.

Deja una Respuesta