Estas ultimas semanas, estoy siguiendo con cierto interés el sector de los juegos de Facebook. Lo que despertó mi interés fue que un diseñador a quien le tengo cierto respeto, Raph Koster, anunciaba Island Life, una especie de FarmVille bastante simplón, supuestamente utilizando la tecnología de su fallido mundo virtual, orientado a Facebook Y parece que la gente de Firaxis anda trabajando en Civilization Network, una versión de la conocida saga orientada a la web. A mi me gusto mucho Civilization: Revolution y tengo muchísima curiosidad por ver que tal funciona el juego.

Me parece que puede ser muy bueno para el sector que diseñadores de juegos convencionales se acerquen a la web, pero ¿podrán estos juegos triunfar puramente por méritos jugables? De momento, Island Life me parece muy limitado y no creo que pueda arañar demasiados jugadores al juego de Zynga. ¿Acaso será una demo tecnologica de lo que permite la tecnología que desarrollaron para Metaplace o, simplemente, un producto “comercial” para calmar a los inversores de capital de la empresa de Raph?

Sea como sea, los productos que parecen tener más exito en este formato, parecen basarse en spamear a tus contactos y publicar indiscriminadamente en tu perfil. ¿Puede un juego triunfar sin apoyarse en obligarte a pagar o molestar a tus amigos?

Me pareció muy interesante la visión de Ian Schreiber, que comparaba estos juegos con un paquete de galletitas. Y es que son juegos que fomentan jugar 5 minutos cada día, pero que te obligan a jugar cada día para jugarlos optimamente. Son un entretenimiento aun más condensado que un Animal Crossing, un juego considerado casual, que no da más que para 20-30 minutos diarios, pero que si no vuelves cada día, pierdes lo conseguido.

Deja una Respuesta